Las mujeres poetas queman el verano

Hits: 18270

 

texto ENRIQUE VILLAGRASA  foto apertura M.J. LÓPEZ

El verano más caluroso de la poesía española ha llegado. Estamos en plena canícula y el lector descubrirá, de una vez por todas, esperemos, el potencial expresivo de la poesía escrita por mujeres, pues no en vano se han publicado muchas y variadas antologías en este 2016, y hasta hoy sobre mi mesa hay una buena gavilla de ellas, donde figuran esenciales poetas y una de gran enjundia solo de poetas mujeres. Sin olvidar aquellas, de un pasado reciente, como Mujeres en su tinta. Poetas españolas en el siglo XXI (Atemporia, 2009/10 y A Fortiori, 2012), de la que fue compilador Uberto Stabile; ni tampoco Trato preferente. Voces esenciales de la poesía actual en español (Sial, 2010), de la que fue coordinadora Balbina Prior. O aquella Enésima hoja. Antología de poetas contemporáneas (Cuadernos del laberinto, 2012), de cuya edición se encargó Alicia Arés, con prólogo de Jesús Ferrero. Y la antología Quien lo probó lo sabe: 36 poetas para el tercer milenio (Diputación de Zaragoza, 2012), con estudio y selección de Luis Bagué Quílez.

Seguro que me dejo otras tantas antologías, pero las que siguen son las que me han llamado la atención, de entre las publicadas en lo que llevamos de año, pues en estas sí hay poesía, y no poca: así, tenemos a Alejandra Vanessa, Verónica Aranda, María Alcantarilla, Elena Medel, Martha Asunción Alonso, Luna Miguel, Paula Bozalongo y Elvira Sastre como las poetas que figuran en Re-generación. Antología de poesía española (2000-2015) (Valparaíso), en edición de José Luis Morante. Quien elige a las poetas más relevantes nacidas después de 1980. Son veinticuatro, los autores que en la antología figuran.

También, Yaiza Martínez y María Salgado son las poetas que aparecen en la antología Limados. La ruptura textual en la última poesía española (Amargord), en edición de Óscar de la Torre, heterónimo de Julio César Galán. Son ocho poetas los elegidos, con fechas de nacimiento comprendidas entre 1956, el mayor, hasta 1984 la más joven.

Asimismo, Pilar González España, Aurora Luque, Isabel Bono, Ada Salas, Julieta Valero, Miriam Reyes y Elena Medel son las poetas que figuran en la antología de la poesía española contemporánea Fugitivos (Fondo de Cultura Económica), en edición de Jesús Aguado. Que ha elegido a veintidós autores nacidos entre 1960 y 1980, a excepción de Elena Medel, quien nació en 1985, pero que empezó a publicar en 2002…

Y Esperanza López Parada, Ada Salas, Julieta Valero, María do Cebreriro y Sandra Santana son las poetas que aparecen en la también antología de poesía española contemporánea (1978-2015) La cuarta persona del plural (Vaso Roto), en edición de Vicente Luis Mora. También veintidós autores nacidos entre 1958 y 1979.

Es curioso, pues estas antologías de la poesía española contemporánea coinciden en el subtítulo y en dos poetas mujeres: Ada Salas y Julieta Valero. Las coincidencias de poetas hombres el lector las descubrirá. Los seleccionadores no se incluyen en su propuesta de lectura o antología, pero sí aparece el uno en la apuesta del otro, y viceversa.

Además, Raquel Serdio, Pilar Salamanca, Katy Parra, Silvi Orión, Marta Navarro, Inma Luna, Marianela Ferrero, Patricia Fernández e Idoia Carramiñana son las poetas que figuran en Voces del viento sur. 30 poetas de la conciencia crítica (El Desvelo), en edición de Paco Gómez Nadal y con prólogo de Alberto García-Teresa. Los autores van desde el nacido en el año 1946 a la más joven, nacida en 1985.

Por su parte, Esperanza López Parada, Aurora Luque, Susanna Rafart, Miren Agur Meabe, Rosana Acquaroni, Ariadna G. García, Isabel Bono, Guadalupe Grande, Josefa Parra, Ada Salas, Cristina Morano, Nuria Ruiz de Viñaspre, Yaiza Martínez, Esther Muntañola, Begonya Pozo, Miriam Reyes, Olga Novo, Carmen Camacho, Ariadna G. García, Carmen Garrido, Leire Bilbao, Sandra Santana, Vanesa Pérez-Sauquillo, Erika Martínez, Lucía de Fraga, Laia López Manrique, Sofía Castañón, Lola Nieto, Esther Giménez y Martha Asunción Alonso son todas las poetas que figuran en la antología (Tras)lúcidas. Poesía escrita por mujeres (1980-2016) (Bartleby), en edición de Marta López Vilar. Son veintinueve poetas nacidas entre 1962 y 1986. Cabe apuntar que tanto Amalia Bautista como Elena Medel no fueron incluidas por no tener poemas inéditos. Amalia Iglesias no respondió a la propuesta y Esther Ramón declinó la misma.

Además, María Alcantarilla, Martha Asunción Alonso, Laura Casielles, María Eugenia Motilla, Berta García Faet, Ruth Llana, Emily Roberts, Paula Bozalongo, Gema Palacios y María Elena Higueruelo son las poetas, nacidas entre 1980 y 1997, que figuran en Nacer en otro tiempo. Antología de la joven poesía española (Renacimiento). Los responsables de la selección y autores del epílogo son Miguel Floriano y Antonio Rivero Machina. El prólogo es de Álvaro Valverde y son veintiocho los poetas seleccionados.

La poesía de este siglo XXI será y será mujer pues está muriendo esta cultura patriarcal que conocemos y surge otra en la que la mujer poeta contribuirá de manera muy especial, o al menos eso espero. Y, como dice M Cinta Montagut en Tomar la palabra. Aproximación a la poesía escrita por mujeres (Aresta, 2014): “Las que estamos escribiendo poesía hoy somos un eslabón más de esa cadena de voces poéticas que desde el pasado se proyectan hacia el futuro y que, con toda seguridad, no se interrumpirá mientras haya una mujer que tenga a su alcance un trozo de papel y un lápiz.” Por cierto, en este estudio sobre la poesía escrita por mujeres, Montagut cita en el apartado referido al siglo XXI en España a Luna Miguel, Ester García Camps, Ana Pérez Cañamares, Cristina Morano, Lucia Fraga, Eva Vaz, Begoña Paz, Inma Luna, Carmen Beltrán, María Eloy García y señala a Elisa Otero, Almudena Vidorreta, Silvia Rodríguez, Isabel Bono, Roxana Popelka, Déborah Vukusic, Ana Vega, Vanesa Pérez Sauquillo, Nuria Ruiz de Viñaspre, Ester Ramón, Begoña Callejón, Ana Tapia, Carmen Garrido y a otras pertenecientes a colectivos poéticos como Nieves Peña, Saray Pavón, Carmen Herrera, María Luisa Vin o Lola Crespo.

Lo más seguro es que desparezca el papel y el lápiz, pero siempre quedará un teclado por pequeño que sea conectado a las redes sociales, ¡qué peligro!, y ahí estarán los versos y poemas escritos por poetas mujeres; y no me cabe duda de que, más tarde o más temprano, alguna editorial los publicará en versión papel o digital, aunque ni siquiera será eso necesario. Aprenderemos los poemas de memoria y los recitaremos en las más variadas ocasiones, o siempre que sea menester.

Así que podemos aprender versos ya de Ada Salas: “El deseo es lo mudo”; Aurora Luque: “El día ha fabricado su sustancia”; Elena Medel: “Mientras tanto, en la casa, el hombre duerme./ La mujer/ no”; y de Isabel Bono: “Aprovechabas las ventanas empañadas”. Son, pues, mi propuesta de lectura estival, de entre las más de sesenta poetas mujeres antologadas en estos siete primeros meses del año. Y créanme cuando les digo que hay que leer poesía, porque, como decía Borges, no hay poeta, por mediocre que sea, que no haya escrito el mejor verso de la literatura, pero también los más desdichados. Y debe quedar claro de una vez por todas que la poesía no es privilegio de unos cuantos nombres ilustres.

Y, por favor, lean los prólogos, alguno casi un trabajo de tesis, pero son fiables brújulas para este campo de minas que es la poesía actual. Necesitamos de estos textos. Necesitamos de las palabras de los antólogos y de su buen saber y quehacer. Y, como dice Vicente Luis Mora, en palabras que hago mías: antologar estas voces es un acto de justicia pero, sobre todo, una oportunidad magnífica para tener una visión mucho más rica, plural y positiva de lo que es la poesía española contemporánea. ¡Amén!

En estas antologías hay muchos sueños y duro trabajo, no me cabe duda. Y, aunque no estén todas las que son —siempre echo en falta más poetas de mi tierra, Aragón, que las hay (sin ir más lejos: Parnaso 2.0), aunque en una antología está seleccionada Marta Navarro (Zaragoza, 1967)—, sí son poetas todas las que están, y de necesaria lectura. Escriben versos intensos para un buen chapuzón de poesía. ¡No les defraudarán!

Y, antes de poner punto final a este texto, llega al buzón la antología Seis poetas al vacío (Artgerust), donde también figura una poeta: Eva Hiernaux, que me ha sorprendido gratamente: “En la cavidad de las horas/ un telar que teje ruinas/ con la hechura de tus hombros”. La poesía escrita por mujeres es el futuro.